El aire acondicionado es uno de los mayores responsables del gran gasto energético en una vivienda, cuyo porcentaje oscila entre el 60% y el 70% del consumo.

El 86% que se utiliza proviene del gas y petróleo, desde el punto de vista ecológico. Son grandes contaminantes para el medio ambiente. Por otra parte, el aire acondicionado es uno de los electrodomésticos que mayor uso y consumo se le da en los hogares de forma estacionaria.

Es fundamental, tener presentes algunas claves para lograr con ello un uso más eficiente y responsable, como son las energías renovables, de ese modo se contribuye a la reducción ecológica y al ahorro energético del hogar.

Uno de los factores que ha repercutido directamente en el tiempo que pasamos en nuestras casas se debe  a la pandemia. Además, muchas de las personas ya realizan su trabajo de forma remota desde casa, por lo que en algunas fechas señaladas es complicado no hacer uso del aire acondicionado.

Según ASGECO, la Asociación General de Consumidores, han mandado un comunicado para que los ciudadanos hagan un uso responsable de los aparatos de aire acondicionado durante las olas de calor. Recomienda, fijar unas temperaturas de 25ºC. El uso de grados inferiores e inferiores de forma brusca, repercute directamente en el consumo de energía.

Algunas claves para lograr el  ahorro energético

  • Los programas del aire acondicionado: Además de no dejar encendido el aire acondicionado todo el día o en largas horas, se recomienda hacer uso del programa de encendido y apagado del aparato. De esa forma la vivienda se mantiene fresca sin necesidad de un consumo constante.

Y por la noche, es fundamental ajustar el modo nocturno, esto nos permite ahorrar más energía e impide que el espacio se enfríe en exceso durante la noche.

  • Realizar una envolvente térmica:  Para lograr mantener la envolvente térmica, se debe examinar las ventanas y puertas y cualquier vía de escape que presente la vivienda. De ese modo, se logra una mayor conservación de la temperatura deseada dentro de la vivienda. Se logra también que se conserve el mayor tiempo posible.
  • Limpiar los filtros del aire acondicionado: Se conoce que cambiar un filtro sicio puede suponer desde el 5% hasta un 10% de la disminución del consumo energético. Esto nos permitirá ahorrar en las facturas eléctricas.
  • Evitar la pérdida de la temperatura: Para ello, es fundamental no abrir puertas y ventanas para ventilar, cuando se hace uso del aire acondicionado. De esta manera se evita el intercambio de temperaturas y pérdidas.

Un uso responsable del aire acondicionado

  • El mantenimiento: La mayoría de las averías que reportan los usuarios a los especialistas se deben a la falta de mantenimiento de los sistemas. Se recomienda revisar el equipo cada 2 años, esto alargará la vida útil del aparato.
  • La potencia energética contratada: Es fundamental tener en cuenta la potencia energética que se tiene contratada en las instalaciones de la vivienda para evitar los cortes de luz.
  • La limpieza de filtros de aire: Esta acción es una de las más importantes, y es una acción que puede realizar el propio inquilino. Si este hábito no se tiene en cuenta, se restringirá el flujo de aire, esto reduce a su vez la capacidad de refrigeración.
  • Acumulación de hielo: Esto puede ocurrir si utilizas un equipo muy grande para enfreiar un espacio pequeño y se selecciona una temperatura muy baja. Es muy importante tener en cuenta las dimensiones en el momento de la instalación.

Preguntas frecuentes

¿Quién instala mi equipo de aire acondicionado?

La instalación de un aire acondicionado es mucho más compleja que la instalación de cualquier otro electrodoméstico. Por ello, es necesario recurrir a un instalador certificado.

¿Cuánto dura un equipo de aire acondicionado?

Depende del uso que le de y el mantenimiento que aplique al mismo. El promedio de duración suele situarse entorno a los 10 y 15 años.